Vende helados, y arma un divertido show al hacerlo.

Este vendedor de helado turco sabe cómo suscitar el interés de un cliente, ya que sus habilidades de servir a los clientes se han hecho conocidas en todo el mundo. Con algunas payasadas increíbles, el hombre pasa el helado de su bastón, al bolsillo, la mano o la cara del comprador antes de entregarla finalmente al cliente.

Además del hecho de que el helado turco es irresistible, el vendedor presenta casi mágicamente el delicioso producto frente a las personas que esperan ansiosamente agarrarlo.

Con el uso de una barra de metal, el bromista forma bolas de helado y las coloca en un cono antes de ponerlos en el bolsillo del cliente. Luego, deja sólo el cono allí, toma la cuchara, añade otra bola y recupera el cono del bolsillo.

El cliente cree que el truco se acabó y agarra felizmente el helado, pero nuevamente se queda con un cono vacío. Los trucos casi mágicos del vendedor son posibles gracias a la elasticidad especial del helado, hecho de goma de masilla.

This div height required for enabling the sticky sidebar
close