Señales alarmantes de que tienes demasiado estrógeno.

img

El estrógeno es unas de esas hormonas en la que no piensas hasta que algo anda mal, pero si has experimentado síntomas extraños como fatiga, cambios de humor y problema para dormir es un buen momento para reflexionar sobre ellos, ya que al tener mucho estrógeno pudiera ser el causante, lee un poco más para que conozcas más sobre el estrógeno y algunas señales alarmante de que tienes demasiado estrógeno.

¿Qué es el estrógeno?

El estrógeno es la principal hormona femenina responsable del desarrollo y regulación del sistema reproductivo, establece características de género como lo es el vello en las axilas, el crecimiento de los senos y el ciclo menstrual, se produce principalmente por los ovarios.
Los hombres como las mujeres tiene estrógenos pero las mujeres los tienes en niveles mucho más alto mientras que los hombres tienen más testosterona.
Si tu nivel de estrógeno es alto, es posible que sientas síntomas potenciales como:

Hinchazón y sensibilidad en los senos

Muchas mujeres notan cambios en los senos mediante su ciclo menstrual y el embarazo porque los senos son muy sensible a las hormonas, si experimentas dolor en los senos o notas que están más inflamados de lo normal esto puede ser por niveles altos de estrógeno.

Cambio de humor

El estrógeno impacta tu estado mental y tus emociones, estos sentimientos serán similares a los síntomas del síndrome premenstrual, ya que el estrógeno es parte del cómo te sientes cuando estás por comenzar tu periodo, si tu acostumbrado síndrome premenstrual te hace sentir deprimida, con ansiedad o irritable tener niveles alto de estrógeno agudiza los altos y bajos en tu estado de ánimo.

Bultos fibroquísticos en tus senos.

No te asuste ante la mención de bultos, los bultos fibroquísticos son benignos y normales hasta cierto punto, muchas mujeres los experimenta justo antes de su periodo menstrual pero si tus senos están abultados constantemente puede haber un exceso de estrógeno, también puede sentirse blandos y adoloridos si es así no dudes en ir a tu médico si encuentras bultos en tu tejido mamario.

Pérdida de cabello.

Cierta pérdida de cabello es normal para todos, según la academia americana de dermatología, las personas pierden entre 50 y 100 cabellos por días así que no temas si esto te pasa a ti, mucho estrógeno es una buena noticia para las mujeres porque conduce a una cabellera abundante y gruesa pero el exceso de estrógeno en los hombres puede llevar a un desequilibrio hormonal donde hay más estrógenos que testosterona y esto puede hacer que termine perdiendo más cabello de lo normal.

Aumento de peso.

No comes en exceso, ni pasa acostada las 24 horas del día; de hecho, haces ejercicio y comes bien, entonces ¿Por qué estás aumentando de peso?
Si notas que engorda especialmente en la zona de la cadera y el abdomen la causa podría ser el exceso de estrógeno.

Periodo menstruales irregulares.

Debería ser una señal importante para una mujer cuando su periodo siempre ha llegado a tiempo pero de repente eso empieza a cambiar y llega mucho antes o se tarda en llegar, el periodo menstrual se rige cuidadosamente por los niveles de hormonas en tu cuerpo si los niveles de estrógenos son muy elevados puede llévate a un desequilibrio hormonal y causar periodos menstruales irregulares.

Problemas para dormir.

El exceso de estrógenos también pude causar problemas a la hora de dormir, presta atención si tus hábitos de dormir han cambiado sin alguna razón notable.
Cuando tu estrógeno es demasiado alto, la hormona progesterona está demasiada baja, la progesterona te permite sentirte tranquila y descansar bien por las noches, cuando estas dos hormonas están equilibrada duermes bien, tranquila y relajada, pero si hay un desequilibrio estarás inquieta y con incomodidad para dormir.

Recomendaciones.

Unas de las formas que el cuerpo equilibra los niveles de estrógeno es a través de la digestión es por eso que tu sistema digestivo tiene que estar en buena forma.
Incluir a tú dieta frutas y verduras con abundancia fuente de fibra tales como:
• Peras.
• Manzanas.
• Frambuesas.
• Calabacita.
• Zanahorias.
Incluyendo nueces, semillas y alimentos de grano enteros.
Si notas algunas de estas señales y aunque a veces es un poco complicado una consulta médica, está sería la mejor opción para que tengas más tranquilidad en cuanto a tu diagnóstico permitiendo seguir el mejor tratamiento.

Leave a Comment

This div height required for enabling the sticky sidebar
close